10.7. La neotenia o perduración de la juventud

            Hacia 1920 la teoría de la recapitulación cayó en descrédito ante las pruebas aportadas por diversos campos de la ciencia. Fue justo en ese momento en que el anatomista holandés Louis Bolk (1866-1930) propondrá una teoría que afirmará justo lo contrario. El propuso que en los seres humanos los rasgos juveniles de los antepasados se desarrollaban tan lentamente que llegaban a transformarse en adultos. Para Bolk el hombre era un primate retardado, cuyo desarrollo había sido interrumpido por un cambio hormonal ocurrido en algún momento de la evolución. Este fenómeno se denomina neotenia que significa “perduración de la juventud” y aparece en algunas especies como la salamandra ajolote que conserva en su fase adulta algunos rasgos que en otras salamandras aparecen en fases de larva.

            Para defender su teoría, Bolk aportó hasta 25 rasgos que los adultos humanos compartían con los monos jóvenes en estadio fetal, pero que estos últimos perdían al llegar al estadio adulto: el cráneo abovedado, el cerebro más grande respecto del tamaño del cuerpo; el rostro pequeño, la concentración del pelo en la cabeza, las axilas y la región púbica; la imposibilidad de girar el dedo grande del pie, etc. Durante una conferencia que dio en 1926 ante la Sociedad de Anatomía de Freiburg definió al hombre “como un feto de primate llegado a la madurez sexual”.

            La neotenia considera más avanzado conservar los rasgos de la niñez, y por tanto eñ desarrollo lento, antes que la precocidaz. De esta manera las razas superiores conservarían hasta la madurez mayores características infantiles. En cambio las inferiores llegarían a la fase superior de la niñez para luego degenerar en formas simiescas. Desde esta perspectiva los blancos adultos serían como los niños negros. Louis Bolk basándose en la neotenia decía:

“Desde este punto de vista, la división de la humanidad en razas superiores e inferiores está plenamente justificada”. Louis Bolk. 1926.

Respecto a la superioridad blanca afirmó:

“La raza blanca es la más avanzada por ser la más retardada”. Louis Bolk. 1929.

            No obstante confiaba en que la evolución permitiera a la raza negra evolucionar en un futuro:

“Todas las otras razas pueden llegar a alcanzar el cenit de desarrollo que ahora ocupa la raza blanca. Lo único que se necesita para ello es que siga actuando en esas razas el principio biológico de la antropogénesis (es decir, la neotenia). En su desarrollo fetal, el negro pasa por un estadio que en el hombre blanco ya se ha convertido en su estadio final. Pues bien, si el retraso siguiese desarrollándose en el negro, dicho estadio de transición podría convertirse también en el estadio final de su raza”[1]

            Pero el estudio de Bolk rozaba la deshonestidad al negar dos hechos de crucial importancia. Por una parte desestima todos los datos que con tanto trabajo E.D.Cope y los partidarios de la recapitulación habían ido aportando en la dirección contraria. ¿Es el niño superior el que se parece al adulto inferior o más bien es todo lo contrario? El segunod fallo de Bolk es que olvidaba que son las razas orientales las que demuestran ser más neoténicas que la blanca, y que las mujeres lo son más que los hombres. Estos y otros aspectos que eludió Bolk en su análisis, demuestran una gran parcialidad y falta de rigor científico en su estudio y conclusiones.

            En tiempos más recientes encontramos argumentos similares, como el que en 1971 aportó el psicólogo y determinista genético británico Hans Jürgen Eysenck (1916-1997), sobre la inferioridad de los negros. Eysenck llega a tres conclusiones: La primera se refiere a que en los bebés y en los niños de raza negra se observa un desarrollo sensoriomotor más veloz que en los de raza blanca. La segunda conclusión era que a los tres años de edad, el CI medio de los blancos supera al CI medio de los negros. La tercera es que existe una correlación negativa entre estos dos datos de manera que aquellos niños que se desarrollan más rápidamente tienden a tener más tarde un CI inferior.

“Estos hechos son importantes porque, según una concepción biológica muy general [la teoría de la neotenia], cuanto más prolongada es la infancia, mayores son en general las habilidades cognitivas o intelectuales de la especie. Esta ley parece verificarse incluso dentro del ámbito de una misma especie”. H.J. Eysenck

            A este respecto conviene aclarar que la argumentación de Eysenck pasa por alto el hecho de que, en una sociedad racista los niños negros viven en ambientes pobres, y tienen menos oportunidades, lo cual redunda en que no puedan ser escolarizados con plenas garantías y desarrollen un CI intelectual más bajo. Es por ello que la neotenia, al igual que otros conceptos evolucionistas como el de recapitulación, supervivencia del más fuerte, eliminación del más débil, y lucha por la vida, hayan sido empleados para justificar unos prejuicios y llevar a cabo unas políticas segregacionistas y racistas realmente inhumanas.

Autor: José Alfredo Elía Marcos

[1] Louis Bolk (1926, pp. 473-474). Citado por STEPHEN JAY GOULD. La falsa medida del hombre. Ed. Crítica, 2004. Pág. 132
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Racismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.