21. LA DEFENSA CRISTIANA DE LA DIGNIDAD HUMANA

            La Iglesia Católica ha actuado históricamente contra el racismo criticando los principios en los que este se basa, pero también con acciones concretas en las que vive su fe en la solidaridad humana. Juan Pablo II define el racismo como «un pecado que constituye una grave ofensa contra Dios».            El mensaje Evangélico y la Redención de Cristo en la cruz vendrían a derribar el muro de odio que supone el racismo y las ideologías de la división.

“La Iglesia es particularmente sensible a las actitudes discriminatorias: el mensaje que ella recibe de la Revelación bíblica afirma vigorosamente la dignidad de cada persona creada a imagen de Dios, la unidad del género humano en el designio del Creador y la dinámica de la reconciliación realizada por el Cristo Redentor, quien ha derribado el muro de odio que separaba los mundos contrapuestos para recapitular en sí la humanidad entera”. Pontificia comisión «iustitia et pax» la iglesia ante el racismo. Para una sociedad más fraterna

           Yves Congar reconoce en un importante documento de la UNESCO el papel histórico del cristianismo en la lucha contra el racismo.

“El racismo ataca al cristianismo en el corazón mismo; destruye el respeto y el sentido del “otro”, supuesto fundamental de la caridad, la cual no es otra cosa más que el corazón del cristianismo. Igualmente, niega la paternidad de Dios sobre todos los hombres, puesto que se niega a reconocer como hermanos unos u otros de entre sus hijos. Prohibe decir con verdad el “Padre nuestro”, que es la oración por antonomasia al Señor. Verosímilmente implica una negación de Dios, porque no hay Dios si no es el Padre de todos. El racismo implica un ateísmo en el cual las declaraciones más o menos panteístas a propósito del “Destino”, o incluso de la “Providencia” no producirían cambio alguno”. P. Yves Congar. La iglesia y las razas. El Correo de la UNESCO. Agosto-septiembre 1953.

Autor: José Alfredo Elía Marcos
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Racismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s